Microrrelatos de Plácido Romero

jueves, 29 de junio de 2017

Carpe diem

–Le veo muy pálido, señor –le dijo su criado–. No tendría que estar siempre encerrado en casa. Debería salir más. Siga el consejo de los antiguos romanos: Carpe diem.

–¿Carpe diem? ¿Qué significa eso?

–Disfruta el día.

–¡Si serás tarugo...! ¿Cómo pretendes que disfrute el día? –le preguntó Drácula.

Microrrelato publicado en RELATOS EN CINCUENTA PALABRAS Y OTRAS MICROFICCIONES