Microrrelatos de Plácido Romero

martes, 19 de septiembre de 2017

Ocho amigos

Hubo una vez ocho amigos que compartían ambiciones: deseaban triunfar. En la universidad eran inseparables. Luego, se fueron distanciando. Emprendieron carreras profesionales, iniciaron negocios, entraron en política, se enriquecieron.

Cayeron uno a uno: Bárcenas, Gürtel, Porto, Bankia, Brugal, Guateque, Púnica, Lezo.

Ahora vuelven a estar juntos en Soto del Real.

Microrrelato publicado en Cincuentapalabras.com

jueves, 7 de septiembre de 2017

El día menos pensado

Es una tirana: me trata mal, como si fuera su sirviente. Cuando necesito cariño, me ignora, pero me obliga a estar siempre pendiente de sus caprichos. A veces, muy de vez en cuando, es ella la que exige que la mime. Se pone muy violenta cuando algo no sale como quiere. Tiene toda la casa perdida. En uno de sus últimos arrebatos, me destrozó el sofá. Fue ella, lo sé, la que rompió el jarrón antiguo que Daniel me trajo de Roma. No puedo soportarla más. El día menos pensado la llevo a la protectora y me compro un perro.

martes, 5 de septiembre de 2017

Un astronauta en su jardín

A Luis J. Goróstegui

Esa mañana, cuando salió a recoger el Freeport Times, el señor Sanderson encontró a un astronauta en su jardín.

–¿Qué hace ahí? –le preguntó.

El astronauta, visiblemente confuso, se quitó el casco, olisqueó el aire y, por fin, respondió al señor Sanderson:

–Entré sin querer en un agujero de gusano.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Coulrofobia

El estreno de la película It ha hecho que miles de payasos pierdan su trabajo. Enfurecidos, se han dirigido a Bangor, Maine, para manifestarse delante de la mansión de Stephen King. Le han dado un susto de muerte.

domingo, 3 de septiembre de 2017

La revolución de los paraguas

–Yo quiero que haya democracia –dijo el hombre del paraguas amarillo.

–Yo defiendo una democracia social –indicó la chica del paraguas rojo.

–Y yo, una democracia social y participativa –puntualizó el joven del paraguas morado.

–A mi me gustaría que se le diera la palabra a los ciudadanos –replicó el hombre del paraguas naranja.

–Yo quiero que el Estado no nos esquilme con los impuestos –señaló la mujer del paraguas azul.

–Yo estoy en contra de la llegada de inmigrantes –interrumpió el hombre del paraguas negro.

–Yo pediría que las entradas de los conciertos de Selena Gómez no fueran tan caras –susurró la niña del paraguas rosa.

–Yo quiero que se reconozcan los derechos del colectivo LGTBI –pidió el hombre del paraguas arcoíris.

–Yo, además, estoy a favor del desarrollo sostenible –añadió la joven del paraguas verde.

–Y yo quiero un paraguas, aunque esté roto –dijo el viejo sin paraguas.

Microrrelato escrito para el Viernes Creativo de Elbicnaranja.wordpress.com

sábado, 2 de septiembre de 2017

Quisicosas

Presumen de ella, aunque no sea una casa para vivir.
--
Se ha convencido de que lo que no sabe no es importante.
--
No pretendo que nadie esté de acuerdo conmigo porque ni yo mismo lo estoy.
--
Ejemplo de oxímoron: guerra decente.
--
¿Se construyó Santiago Calatrava la casa en la que vive o se la encargó a un arquitecto?
--
¿Borbón y Grecia o Godoy-Muñoz y Grecia?
--
Según Lutero, Romanos 1, 17, sí, pero 1 Corintios 7, 1, no. Curioso.
--
Me gusta ir a comprar pan. Devoro con los ojos todos los dulces que hay en el expositor. Me doy un festín.
--
Que los terroristas se preocupen sólo por atentar. Ya se ocuparán otros de de explicar por qué lo hicieron.
--
La única forma que tiene de afrontar los problemas es creándose otros.
--
Cuando los mossos d’esquadra asaltan una casa, gritan en castellano. Curioso.
--
Lo único que encontró en el camino fue un guijarro, pero puso todo su empeño en tropezar con él.
--
El socialismo utópico de Saint-Simon, Owen y Fourier. El socialismo distópico de Stalin, Pol Pot y Kim Il-sung.
--
Presente: periodo de tiempo que acaba de empezar y que está a punto de acabar.
--
Entro en un bar de Lequeitio. Todos están gritando. Parecen andaluces.
--
Ejemplo de paradoja: portavoz de la CUP.
--
Si en Estados Unidos quitasen las estatuas de todos los personajes controvertidos de la Historia, se quedarían sin estatuas.
--
Soy de ese tipo de gente que se agacha a recoger del suelo monedas de un céntimo. ¿Qué le voy a hacer?
--
Muhammad Ahram Pérez, el yihadista cordobés, acusa a la Inquisición de matar a los musulmanes. ¿Otra víctima de la LOGSE?
--
Una norma desatinada o ridícula es mejor que ninguna norma. Curioso.
--
César, que ordenó ejecutar a varios cientos de miles de galos, criticaba los sacrificios humanos que realizaban los druidas. Curioso.
--
Ejemplo de antífrasis: el muy honorable presidente Puigdemont.
--
No encuentra contradictorio ser militante de izquierdas y, cuando va a Madrid, alojarse en el Ritz.
--
Paradoja. Ya no se puede respirar en Buenos Aires: hay demasiados coches.
--
Los vegetalistas no quieren que los olivos se sigan vareando. Proponen que se ordeñen los árboles y se cojan las aceitunas una a una.
--
Viajar es una vacuna contra el nacionalismo. ¿Es por eso por lo que los de la CUP y Sortu están en contra del turismo?
--
Hace quince años, me pasaba leyendo diez o doce horas. Hoy, cuando leo cuatro horas seguidas, estoy agotado. Terrible.
--
Sólo los muertos merecen ser leídos.
--
Saben lo que no quieren, pero no saben lo que quieren.
--
Tenía un cerebro muy pequeño. Por eso se hizo una operación de aumento de pecho.
--
Mi mujer me asegura que mis cuentos no me llevarán a ningún sitio.
--
Hoy he comprado un libro muy interesante: Cómo dejar de ser un procrastinador. Mañana mismo comenzaré a leerlo.
--
Mi amigo Pedro Sánchez me lo ha explicado: básicamente, el PSOE se opone a la manera en la que el PP se opone al referéndum catalán.
--
Cuando contemplaba las siglas del PP, el podemita imaginaba que le estaban sacando la lengua.
--
Le alegra saber que la gente no le ha olvidado: es trending topic. Lástima que, para conseguirlo, haya tenido que morir.
--
Ejemplo de antífrasis: Partido Popular.
--
–Sabía que me engañabas.
–Entonces no te he engañado.
--
Dios creó al hombre a su imagen y semejanza... ¿No sería Dios era fauvista?
--
Ejemplo de eufemismo: ‘dado de baja’ por muerto.
--
Ejemplo de eufemismo: llamar ‘legítima rebeldía’ a lo que es un pronunciamiento.
--
¿Leen La Razón porque votan al PP o votan al PP porque leen La Razón?
--
Son los contribuyentes pobres quienes pagan por todo. Paradójico.
--
Son ricos, pero no les basta: necesitan ser asquerosamente ricos.
--
¿Y qué hacía Caronte con el dinero?
--
Principio de Pablo: afíliate y sé sumiso.
--
Ejemplo de antífrasis: Partido de la Justicia y el Desarrollo (al que pertenece Recep Tayyip Erdoğan).
--
Ejemplo de oxímoron: buen pronunciamiento militar.
--
La Providencia me tiene muy mal provisto.
--
Donde se dice fariseos y saduceos, léase católicos y luteranos.
--
Se siente esclavo del verso libre.
--
Más que setenta y dos huríes necesitarían un psiquiatra.
--
–A Dios lo que es del César y al César lo que es de Dios –dijo el ateo anarquista.
--
Estaba irritado, furioso, decepcionado: el juez sólo le había pedido 300.000 euros de fianza.
--
Era un hijo de padre putativo.
--
Ejemplo de pleonasmo: malas pulgas.
--
El problema de Kafka es que su padre le veía como una cucaracha y él se veía a sí mismo como un gusano.
--
Ejemplo de oxímoron: nacionalista de izquierdas.
--
Narváez sabe que, antes que morir, tendrá que hacer una confesión general y perdonar a sus enemigos. Previsor, ordena matarlos a todos.
--
Dios, que se aburría, creó a los judíos para que le contaran chistes.

viernes, 1 de septiembre de 2017

Poe

“Y puedes quedarte con el gato.”

Leí y releí el último guasap de Daniel. Me dejaba el gato, el maldito gato. ¡Qué bien! Tendría que seguir soportando la molesta caja de arena en la cocina, los cuencos, el piso lleno de pelos, los arañazos en el sofá.

–Poe –le llamé.

Desde luego, no acudió. Tuve que buscar por toda la casa para dar con él. Por fin lo encontré tomando el sol en la terraza, como un rey. Lo cogí tratando de mantenerme apartado de sus uñas y dientes. Sin embargo, no pude evitar que me arañara cuando lo metí en el microondas. Poe estaba como loco. No era tonto, no.

–¿Cuánto tiempo quieres? –le pregunté.

Como no me respondió, programé cinco minutos.

–Adiós, Poe –le dije–. Saluda a Fortunato de mi parte.

Regresé a la habitación de estar y encendí la tele. Subí al máximo el volumen. Todo acabaría en menos de cuatro minutos. De repente, sonó el tono de notificación de un nuevo guasap de Daniel.

“Lo he pensado mejor. Ya sé que me lo regalaste, pero he decidido quedarme con Poe. Sé que siempre le has odiado.”

jueves, 31 de agosto de 2017

Breve diccionario catalán-castellano

Procès: desafio

Estat: España

Nou estat: Cataluña

Poble de Catalunya: independentistas catalanes

Dret a decidir: ilegalidad

PDeCAT: Convergencia

Govern: gobierno secesionista

Activistes musulmans que protesten contra la guerra d’Iraq: yihadistas

Processistes: perturbados que no hacen caso de los avisos de amenaza yihadista enviados por la CIA

Desprestigiar els Mossos: criticar que la policía catalana no hiciera caso de los avisos de amenaza yihadista enviados por la CIA

Obeir el mandat dels ciutadans de Catalunya: desobedecer al Tribunal Constitucional

Desafecció: rechazo del independentismo

Unionistes: Ciudadanos

Dependentistes espanyols: Ciudadanos

Referèndum sobre la independència de Catalunya: salto al vacío

Estatut de 2006: error

Grifols: multinacional catalana con sede en Irlanda

Llei de transitorietat: aberración propia de otras latitudes

Estelada: bandera con la que se trata de tapar la corrupción

Feixista: español en Cataluña

Símbol de l'imperialisme, l'opressió i la segregació indígena: Monumento a Colón

Cornellà: Cornellá

L'Hospitalet de Llobregat: Hospitalet

Raval: Barrio Chino

Embrutar la imatge dels Mossos: criticar la actuación de la policía catalana

Nació catalana: comunidad autónoma de Cataluña

Embrutar la imatge de Catalunya: mencionar la corrupción del 3 por ciento.

Amenaça: Artículo 155

Súbdits: personas que no irían a votar en un referéndum independentista

Demòcrates: personas que irían a votar en un referéndum independentista

martes, 29 de agosto de 2017

Las llaves de la ciudad

Donald Trump visita Newport, Maine. Tal y como establece el protocolo, las autoridades locales le entregan las llaves de la ciudad. Cuando el presidente regresa a Washington, los munícipes se apresuran a cambiar la cerradura.

lunes, 28 de agosto de 2017

Índices de audiencia

El presentador lo ha intentado todo: inventar noticias escabrosas, informar de escándalos sexuales, mostrar desnudos. Sin embargo, los índices de audiencia se han estancado. Recibe un ultimátum: debe mejorarlos.

Comienza el telediario. El presentador saluda a los espectadores, saca el revólver que llevaba escondido, introduce una bala en el tambor.

domingo, 27 de agosto de 2017

Microcuentos

Al diarista le daba tanta pereza escribir que disfrutaba especialmente de esos días en los que no ocurría nada.
--
Desdémona comprendió, demasiado tarde, que debería haber hecho lo mismo que sus amigas: casarse con un blanco y tener un amante negro.
--
Los escritores lo saben bien: por cada adverbio que hayan utilizado pasarán diez mil años más en el purgatorio.
--
Me leyó la mano. Me dijo que estaba muerto. Acertó.
--
Era tan perfeccionista que nunca utilizaba el pasado imperfecto.
--
El psicoanalista se aseguró de casarse con una mujer que no tuviera sueños.
--
Recuerda para beber. Bebe para olvidar.
--
Consiguió que el cura le absolviera de todos sus pecados. Sin embargo, Dios no le absolvió del pecado de sobornar al cura.
--
El martes le escuché por primera vez. Su voz era horrorosa, insoportable. Tuve que apagar disimuladamente el audífono.
--
En contra de lo que la gente cree, Paris era un pésimo arquero: quiso clavarle a Aquiles una flecha en el pecho y le dio en el talón.
--
Mito de la taberna
Los encadenados a la barra no quieren saber nada del mundo real.
--
–¿Dónde está la princesa? –le pregunté al dragón.
–Me la comí. Me dijeron que, sobre todo, no la dejara escapar.
--
Quise visitar las guerras del Peloponeso pero acabé en las guerras médicas. A la máquina del tiempo se le habían estropeado los frenos.
--
Marcelo, que lleva la cuenta de todos los hombres con los que ha salido Beatriz, lamenta no ser malo para ella.
--
En su lecho de muerte se arrepintió de todo, pero no le sirvió de nada porque se negó a arrepentirse de no haberse arrepentido antes.
--
Según los datos de audiencia, al presentador le quedaban dos telediarios.
--
Lo único malo de que mi marido tenga pájaros en la cabeza es que hay que echarles de comer.
--
–¿Qué es mejor, saber poco de mucho o mucho de poco?
–No tengo ni idea.
–Ya veo. Tú no sabes nada.
--
No me trae flores, aunque, para ser sincero, yo tampoco le regalaba a ella cuando estaba vivo.
--
Me morí de vergüenza cuando supe que mi marido se había acostado con la vecina del 4º B. ¡Qué decepción se llevaría la pobre!
--
Cabalgando hacia el oeste, Lucky Luke llegó al océano. Se sintió desorientado. Tuvo que subirse a un tren y volver al punto de partida.
--
Sólo amantes
Cuando empezó a contarme sus problemas, tuve que pararle en seco. ¿Para qué estaba su mujer?
--
Un pretendiente vino a pedirle la mano de su hija favorita. Se la dio. Era mejor tener una hija manca que quedarse sin hija.
--
No para de hablar. Se esconde detrás de un muro de palabras.
--
Levantó un hermoso castillo en el aire, pero olvidó poner una escala para subir a él.
--
El marinero quería un imposible: perderse entre las piernas de la sirena.
--
Esperó y esperó. Al cabo de diez años, se cansó de esperar.
–Será mejor que sea yo quien vaya a la montaña –dijo Mahoma.
--
Medicina natural
El doctor no le recetó un ansiolítico, sino una novia.
--
Seis meses después de la boda comprendió la amarga verdad: su marido le había salido rana.
--
Despidieron al apuntador porque metía continuamente la morcilla.
--
El gato de mi vecina del 5º A era muy ruidoso y también muy inocente: se comió lo que le echó mi vecina del 5º C.
--
Mi problema, doctor, no es que nos acostemos cuando ella quiere, sino que yo tengo que poder.
--
En su alegato final, Landru pidió a los jueces que fueran indulgentes con un pobre viudo.
--
Leyó el porvenir en las nubes: adivinó que se le iba a mojar la ropa.
--
Ya preso, Landru comenzó a cartearse con una joven viuda. Estaba deseando que el alcaide le diera permiso para un vis a vis.
--
–Yo les preguntaba si querían dejar de ser viudas y ellas, señor juez, me respondían que sí –dijo Landru–. Obedecí sus deseos.
--
No hay quien entienda a Raquel: siempre me reprochaba que iba muy rápido y ahora me dice que ha perdido el tiempo conmigo.
--
–¿Qué hace alguien como tú sola?
–¿Sola? ¿No has visto que estoy en compañía de un cariñoso vaso de tequila?
--
Al camaleón macho se le subieron los colores: la hembra, por su parte, había venido de rojo pasión.
--
Si un día te despiertas en medio de la noche y estás en una librería de viejo, ten por seguro que tu dueño ha muerto.
--
La princesa mató al caballero, que había tenido la desfachatez de intentar matar a su querido dragón.
--
Le ofreció convertirse en la incomparable Dulcinea del Toboso, pero ella se empeñó en seguir siendo la vulgar Aldonza Lorenzo.
--
No entendían por qué estaba tan alegre después de recibir el diagnóstico. ¿Cómo explicarles que ahora tenía una razón para vivir?
--
Sí, sí, ya sé que los del Viet Cong han sido derrotados. Ahora sólo falta que ellos se den por enterados.
--
–Muéstrenme dónde demonios está el enemigo.
–Encima de nuestro búnker, mi comandante.
--
El 12º Ejército iniciará un enérgico movimiento de pinza y envolverá a los ocho ejércitos enemigos que tienen rodeado Berlín.
--
Le presentaron al general un mapa del territorio conquistado a escala 10:1.
--
Disfrutaba tanto comprando que, cuando se encontraba con su marido en la tienda, fingía no verlo.
--
Le fueron dando distintos nombres: mancha, bulto, quiste, tumor, cáncer, nada.
--
Demasiado tarde, Sancho Panza comprendió que la vida sería menos tediosa si los molinos de viento fueran gigantes.
--
Me dijo que no venía a rescatarme a mí, sino a capturar al dragón: le pagarían una fortuna por él. Ya no quedan caballeros.
--
Cuando le acusé de robarme una idea, se defendió diciéndome que, como platónico, consideraba que las ideas eran universales.
--
Los del circo reutilizaron su jaula: metieron en ella a un tigre. También reaprovecharon al artista del hambre.
--
El insurgente oculto
Luchó calladamente contra la dictadura: criaba palomas para que se cagaran en la estatua del tirano.
--
–Hoy no hay misa. El cura está en el cuartelillo.
–¿Qué ha hecho?
–Parece que le ha dado a alguien una hostia.
--
–Hermia, las otras sirenas están alegres como gallinas. ¿Qué te ha pasado?
–Se me ha escapado un gallo en mitad del estribillo.
--
Galimatías
A todas las sirenas les dio por cantar a la vez.
--
Cuando Lucky Luke se aburre, se dedica a agujerearme. Es difícil ser su sombra.
--
–Es mentira que haya devorado a todos esos jóvenes que maté: soy vegetariano –dijo el Minotauro.
--
–No puedes matarme. ¡Soy un mito! –dijo el Minotauro.
--
Trazó un pentagrama con arena negra, vertió su sangre sobre una vela, le invocó. El demonio no apareció: no tenía el don de la ubicuidad.
--
Cuando el microrrelatista despertó, el monterrosaurio seguía allí.

sábado, 26 de agosto de 2017

1.837 fotos

En el verano de 2015, Mónica y yo recorrimos el sudoeste de Estados Unidos: Nuevo México, Arizona, Nevada. Llevó la cámara que le había regalado en nuestro aniversario. Mónica tomó 1.837 fotos. ¡1.837! No paraba de disparar la cámara. A todo. Edificios. Coches. Árboles. Animales. Rocas. Montañas. Personas que pasaban por la calle. Incluso se hizo varios autorretratos delante de espejos y escaparates. A mí no me fotografió. Ni una sola vez. Con el tiempo he llegado a sospechar que Mónica hizo sola aquel viaje.

Microrrelato escrito para el Viernes Creativo de Elbicnaranja.wordpress.com

viernes, 25 de agosto de 2017

Persuasivos

Aquellos misteriosos hombres de negro fueron muy persuasivos. Convencieron al director de la Academia de Bellas Artes de Viena de que admitiera entre sus alumnos a un tal Adolf Hitler.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Furiosamente

Los pretendientes de su ama eran cariñosos con él; estaba gordo y reluciente porque no paraban de arrojarle restos de deliciosa comida. Cuando reconoció en aquel harapiento mendigo a Odiseo, que tantas y tantas veces le había propinado dolorosas patadas e insultado sin ninguna razón, Argos comenzó a ladrarle furiosamente.

martes, 15 de agosto de 2017

Tiempo loco

En el país de los olendis hay sequía. Hace años que no cae una gota; los campos están secos. Los sacerdotes olendis no paran de rezar pidiéndole a su dios que llueva.

Sin embargo, más al este, en la tierra de los bosakas, no para de diluviar. Sus campos están encharcados. Los brujos realizan continuos sacrificios a sus ídolos para que cese la lluvia.

Los yelebos viven entre los olendis y los bosakas. En su país el tiempo está loco.

lunes, 14 de agosto de 2017

La caloma de Babel

Este naorto he zatalido la caloma de Babel. Era calcanfente, moritosa, extrafataria. Gagamorí hasta todo lo mafro. Desde allí petrasa, las maretinas eran quitovibles: a mis tromos se logotaba todo el jolar del Éufrates.

Sólo me garasa que, desde que botilé de mi zatala, no ticano que nadie me sabate.

domingo, 13 de agosto de 2017

Refugio nuclear

Hoy es un día señalado: llevan diez años recluidos en el refugio nuclear. Durante ese tiempo se han enfrentado a innumerables dificultades, pero han logrado, con habilidad, sortearlas todas. Les quedan alimentos y combustible para otros diez años. Entonces saldrán y descubrirán que se había tratado de una falsa alarma.

viernes, 11 de agosto de 2017

Juego solitario

–¡Luz! ¡Luz!

–¿Con quién estás jugando?

–Juego solo, madre.

–Solo, solo. Siempre estás solo. Vuelve a casa.

–Espere a que acabe, madre.

–¿Y cuándo acabarás, Elohim?

–Calculo que en unos seis días… ¡Luz! ¡Hágase la luz!

jueves, 10 de agosto de 2017

¿Para qué demonios la quería?

–La bolsa o la vida –me dijo aquel tipo malencarado.

Y, aunque sin ella mi vida es bastante molesta y penosa, le entregué la bolsa de drenaje de orina.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Una ciudad muy tranquila

Hace semanas que la aviación enemiga nos bombardea. Natsumi fue herida; tuve que llevarla a un hospital. Nuestro barrio ha ardido por completo.

Mi cuñado nos ha invitado a su casa. Asegura que allí donde vive no ha habido ni un solo ataque aéreo. Hiroshima es una ciudad muy tranquila.